Cómo elegir la mejor forma para tener un cuerpo fit ante tantas alternativas

A veces me imagino cuánto habrán sufrido las mujeres de antes cuando querían ponerse en forma.

Con tan poca información y tantos paradigmas, debió ser súper complicado. 

Menos mal llegó la era digital, donde cualquiera puede navegar entre cientos de opciones para mejorar su figura desde su móvil o computadora.

Unas son gratuitas, otras pagas. Las hay para todo público y personalizadas. 

Pero eso también nos plantea un reto a las mujeres de hoy: ¿cómo elegir la adecuada?

Pues yo, como la estudiosa del fitness y de la productividad que soy, analicé lo bueno y lo malo de las soluciones online y offline más populares.

Y estos fueron los resultados:

El gimnasio:

Pros:

  • Tienes disponibles máquinas especiales para entrenar.

Contras:

  • Gastas tiempo trasladándote entre el gym y la casa, además de mucho dinero en mensualidades.
  • Si eres principiante, te conviene pagar un entrenador personal que te diseñe un entrenamiento y te enseñe a usar las máquinas.

Un nutricionista:

Pros:

  • Obtienes un plan dirigido y personalizado de alimentación.

Contras:

  • Con el precio puede ser alto y si no es especialista en alimentación deportiva o está desactualizado, comerás sano pero quizá no logres tus metas estéticas. Adicionalmente, te tocará buscar una opción para ejercitarte. 

Entrenadores Personales:

Pros:

  • Te mantienen motivada y evitas la improvisación en tus entrenamientos.

Contras:

  • Son costosos y tienes que ajustarte a sus horarios. Y debes tener cuidado, porque algunos se venden como expertos y no están calificados.

Planes Online:

Pros:

  • Ofrecen planes de ejercicio y alimentación variados por un pago fijo mensual.

Contras:

  • A veces las instrucciones son engorrosas para los niveles básicos. 
  • Algunos proponen ejercicios demasiado extenuantes y, para rematar, dietas restrictivas poco sostenibles con ingredientes difíciles de encontrar.

Hay un grandísimo “contra” común en todas estas opciones: no ponen foco en la disciplina.  Y sin ella, olvídate de resolver tus problemas de peso a largo plazo.

Recuerda que comer sano, entrenar diariamente, tener energía, dormir bien y tener una mente fuerte requiere cambiar de hábitos. Y eso no se logra de la noche a la mañana. 

No quiero dejar de lado el tema de los precios.

Porque no todos pueden gastar entre US$100 y US$200 mensuales en un gym, un instructor o un nutricionista.

Sobre todo, si al final no obtienen buenos resultados.

Ante esta realidad entendí que la mejor solución debe tener, al menos, estas 6 características: 

  1. Ser fácil de arrancar y mantener en el tiempo.
  2. Científicamente probada.
  3. Adaptable a diferentes niveles.
  4. Suficientemente larga para consolidar hábitos.
  5. Tan corta que los resultados lleguen rápido y te mantenga motivada.
  6. Que te enseñe a ser disciplinada.

Así que, diseñé una metodología que logra trasformaciones reales para toda la vida.

Es un programa que combina una alimentación deliciosa, variada y fácil, con rutinas de ejercicios en casa a prueba de madres ocupadas.

Pero más importante, que le da su lugar protagónico a la disciplina.

Y todo por un PRECIO ESPECIAL para ti de US$49.99 

¿Mi solución es la definitiva? Quizá no y tampoco la única.

Y con la rapidez que evoluciona el mercado, seguro veremos muy pronto avances increíbles.

Pero mientras eso pasa, mi metodología seguirá funcionándome a mí, a cientos de mujeres que están viendo resultados y a ti, sí te decides.

Anímate a conocer más sobre ella, en mi sitio web cusifit.com/cusifitlab-descuento/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.