Construyendo mi mejor “YO” en 3 pasos

Todo arquitecto sabe que para construir un edificio se requiere un buen diseño. Pero más importante aún es crear una base sólida que lo mantenga para siempre de pie.

Igual ocurre cuando decides empezar a construir tu nueva figura.  

Porque si no sabes cómo sostener con firmeza tus nuevos hábitos de vida, vas a lograr muy poco.

¿Quieres crear, de una vez por todas, las bases para mantener con disciplina tu plan de entrenamiento y nutrición?

¡Estoy segura que sí!

Y por eso, voy a darte mi fórmula para que disfrutes al máximo lo mejor de la vida fit.

Mi fórmula se divide en 3 etapas: alimentación, ejercicios, motivación y disciplina.

Cada etapa dura 1 semana, hasta completar 21 días.

¿Por qué esa cantidad de tiempo?

Porque los estudios demuestran que es el lapso que se necesita para adquirir un nuevo hábito, si se practica repetidamente.

Si a mí me funciona de maravillas, seguro a ti te pasará igual.  

Ok. Para empezar el plan de alimentación y ejercicio físico que propongo en CusiFit Lab, se requiere una fase de organización y planificación que determina el 50% de los resultados.

Una vez que se culmina esa fase, es que comienza la acción: 

Semana 1 – Alimentación.

Debes aprender a darle a tu cuerpo los nutrientes que necesita para estar en la mejor condición, no solo para entrenar, sino para enfrentar la rutina diaria con energía.

Recuerda que la actividad física agota y sin un control alimenticio no podrás recuperarte y funcionar a tope. Más bien terminarás agotada o quebrantada, y eso hará tambalear rápidamente tu plan. 

Cuando organices y domines a la perfección tu menú diario, podrás pasar a la fase dos. 

Semana 2 – Ejercicios.

Es tiempo de mover el cuerpecito y debes comenzar haciéndolo 3 veces por semana.

¿Por qué no todos los días? Porque debes adaptarte a los nuevos movimientos y al gasto energético adicional. Además, ese tiempo es suficiente para mantener tu salud, quemar grasa y conseguir más tono muscular.

Semana 3 – Motivación y disciplina.

Los últimos 7 días les toca el turno a la motivación y la disciplina, porque una semana es suficiente para aprender cómo se fortalecen estos dos requisitos tan importantes a la hora de modificar un hábito o plantearte un objetivo.

Recuerda que un cuerpo fuerte comienza con una mente fuerte y solo una mente serena, enfocada y disciplinada te ayudará a entrenar con constancia, comer sano, sentirte positiva, segura y con ganas de vivir.

Con mi sistema se camina paso a paso, pero seguro.

Si te animas a hacerlo, iremos incluyendo nuevas prácticas progresivamente para darte la oportunidad de adaptarte a ellas.

Te aseguro que funciona y hay cientos de personas que pueden mostrar sus resultados. 

Si estás lista para dar el primer paso con pie firme, piensa en esto para agarrar el empuje: Solo te bastarán 21 días para marcar un antes y un después en tu estilo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.